martes, 2 de agosto de 2011

2 DE AGOSTO DÍA DEL CAMPESINO

Por Adela Gomez

Por decreto supremo del 2 de agosto de 1937, del gobierno del coronel Germán Busch, se declaró esa fecha como el Día del Campesino Boliviano. En 1953, en esa misma fecha, el gobierno de Víctor Paz Estenssoro dictó la Reforma Agraria, y años después, en 2010, Evo Morales estableció el Día de los Pueblos Originarios.

Se eligió ese día para conmemorar la fundación de la primera escuela indígena en el pueblo de Warisata, en La Paz, y en homenaje al poeta y guerrillero indígena Juan Huallparrimachi. Asimismo, se recuerda esa fecha por la conformación del primer sindicato agrario, en 1932, en Cochabamba.

Desde entonces, la lucha del campesinado por sus derechos se fortaleció, aunque sus necesidades no fueron satisfechas completamente. Por eso, en la mayoría de los pueblos del área rural, se celebra la fecha con desfiles de los comunarios, los y las alumnas y sus profesores.

Por ejemplo, en mi pueblo, Mullipungo, en la provincia Camacho de La Paz, los festejos comienzan con el desfile de teas el 1 de agosto. Los homenajes se refieren a la liberación de los hombres y mujeres del campo, que a lo largo de la historia dicen han luchando por sus derechos a la educación, a la salud y a la tierra.

Aunque todos los años se celebra el 2 de agosto, los actos no cambian ni solucionan las necesidades que los campesinos y campesinas tienen en relación a distintos problemas. No hay energía eléctrica, la educación es todavía deficiente, no hay comunicación vial ni centros de salud y la pobreza no es atendida por parte de las autoridades.

Entonces, ¿para qué sirven los desfiles por el ahora Día de los Pueblos Originarios? Solamente para actos políticos, en los que el alcalde o las autoridades originarias reivindican al campesino, nada más. La fecha que se aproxima debería servir para reflexionar sobre si el buen vivir, el suma qamaña, que tanto pregona el gobierno de Evo Morales, llega o no a nuestras comunidades.

Ese día nuestras autoridades y nuestros comunarios y comunarias deberían comenzar a trabajar para satisfacer nuestras necesidades de salud, educación, alimentación y desarrollo. Si vivir bien es palabras y homenajes al pasado, no queremos discursos.

2 comentarios:

  1. FELICIDADES ERES TODO UNA CAMPEONA ! super mujer Boliviana! :) si este 2 de agosto que sirva de reflexion pero tamabien cada dia preparemonos para tener un futuro con dignidad!

    ResponderEliminar
  2. Nuestros hermanos originarios en especial las mujeres campesinas son y siempre han sido el sostén de este nuestro país, relegados y discriminados siempre lucharon por nuestros derechos SALUD , EDUCACIÓN , Y TIERRA , creo que nada cambio , en ves de hacer homenajes y desfiles debíamos salir a las calles en protesta por tanta injusticia y pica equidad en la sociedad Bolivia

    ResponderEliminar